dissabte, 9 de febrer de 2013

Cementerio inseguro para el CiU-dadano

Artículo publicado hoy en El Periódico de Catalunya

A raíz del ruego que hizo Tere Cumplido en el pleno del jueves, los periódicos (Diari de Tarragona, El Periódico de Catalunya y Antena3 Noticias) han publicado la noticia de que el Ayuntamiento de Calafell pondrá escoltas a aquellas personas que visiten el cementerio. La verdad es que, dicho así, suena exagerado, incluso.

El problema nos lo hicieron llegar vecinas del núcleo antiguo del pueblo que se quejaron con indignación de algunos atracos que habían sufrido en el cementerio, antes y después de la festividad del 1 de noviembre, de Todos los Santos. Nosotros, como oposición, hicimos traslado en el siguiente pleno que pudimos (pues llevábamos dos meses sin plenos ordinarios donde hubieran ruegos y preguntas). Así lo hicimos, a través de Tere Cumplido. Lo sorprendente es que, incluso el alcalde, se indignó porque las vecinas del pueblo nos lo hubieran trasladado, cosa que también hicieron con él.

Se supone que, si dichas vecinas le explican su problema al alcalde, el equipo de gobierno debería de haber tratado el asunto para poner algún remedio a la situación. Pero ésto demostró no ser así, ya que el concejal de Seguridad Ciudadana dio una solución que no satisfizo al alcalde y le contradijo en su argumentación y en la solución propuesta al problema. ¡Mal vamos!

El concejal de Seguridad Ciudadana, en su intervención, propuso hablar con las vecinas afectadas y dijo que les ofrecería ponerles un escolta cuando visitaran el cementerio, a horas concertadas previamente. La solución propuesta sorprendió a la oposición que mostraba cara de incredulidad y sorpresa. Pero también le sorprendió al alcalde que, en su turno de respuesta a los ruegos y preguntas de los concejales, corrigió e, incluso, contradijo a su propio responsable en seguridad ciudadana. Olivella planteó que la culpa de los atracos recaía en la poca vigilancia de los tres responsables del cementerio municipal, negando la posibilidad de poner policía para vigilar las visitas al campo santo. Esos vigilantes son los encargados de mantener limpio y ordenado el cementerio. También hacen trabajos de mantenimiento de aquellas piezas que se rompen y hacen de obreros cuando hay un entierro. No cobran ningún plus por dar seguridad a los asistentes. Por tanto, echarles la culpa a los vigilantes del cementerio nos parece también desproporcionado y fuera de lugar. Un alcalde no debe hablar mal de sus trabajadores y echarles la culpa de aquello que funciona mal en el municipio. En todo caso, debería de haber hablado primero con los trabajadores y expresarles su opinión en persona, no públicamente por la emisora local en un pleno. Pero esta forma de hacer política es a la que ya nos tiene acostumbrados Olivella, el "yo no he sido", "yo no sé nada", "la culpa es de otros",... es su forma de resolver los problemas y excusarse de su inoperancia e incompetencia como alcalde.

Por tanto, hablen bien con los vecinos. Escuchen sus quejas y, seguramente, ellos mismos les darán la solución a este problema. Al menos eso hicimos nosotros. Y, sobretodo, antes de dar soluciones pónganse de acuerdo, sino este gobierno parece más un desgobierno.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada